El trabajo en equipo

el

LOS GUARDIANES DE LA GALAXIA (2014). El temerario aventurero Peter Quill es objeto de un implacable cazarrecompensas después de robar una misteriosa esfera codiciada por Ronan, un poderoso villano cuya ambición amenaza todo el universo. Para poder escapar del incansable Ronan, Quill se ve obligado a pactar una complicada tregua con un cuarteto de disparatados inadaptados: Rocket, un mapache armado con un rifle, Groot, un humanoide con forma de árbol, la letal y enigmática Gamora y el vengativo Drax the Destroyer. Pero cuando Quill descubre el verdadero poder de la esfera, deberá hacer todo lo posible para derrotar a sus extravagantes rivales en un intento desesperado de salvar el destino de la galaxia. (FILMAFFINITY)

Para mi es una de las mejores películas de superhéroes de los últimos años (y he visto todas las de este género 😀 ). Hoy la quiero retomar y de paso volver a mis raíces de psicóloga social 🙂

A grandes rasgos, hay un grupo de protagonistas muy variopinto, cada uno tiene sus propios intereses por los que se guían. No sólo son diferentes en su forma de ser, sino que vienen de planetas distintos, con sus culturas y tradiciones distintas… (aquí se puede aplicar muy bien lo de que cada persona es un mundo). Pero aunque son muy distintos, las circunstancias les llevan a unirse y colaborar, pasando de ser enemigos a trabajar en equipo. Y no sólo eso, sino que empiezan a apreciarse, a cuidarse y protegerse unos a otros. A dar lo mejor de sí mismos, a aportar al grupo lo que cada uno tiene (y que es diferente a lo que tienen los demás).

En este caso el objetivo del grupo que se ha formado es común a todos los miembros y es más importante, está por encima de las diferencias que los separan. De forma individual nunca podrían haber conseguido sus objetivos o intereses. Pero haciéndolo de forma conjunta sí. Cada uno tiene una cualidad que le hace diferente del resto. Esta diferencia puede ser usada para discriminar, para huir de lo distinto a nosotros. Pero la realidad es que la diferencia es lo que nos hace especiales y valiosos. Los protagonistas de la peli se dan cuenta de esto (después de algún que otro encontronazo) pero muchas veces nosotros, en nuestro día a día, vemos lo diferente como raro, malo e incluso peligroso. Y seguramente nos estemos perdiendo muchas cosas por esto. Conocer otras formas de pensar, de enfrentarse al mundo, otras culturas y tradiciones suma y en ningún caso resta.

Y esto es precisamente lo valioso del grupo, del equipo. Que cada uno tiene su forma de pensar y puede aportar una perspectiva diferente al problema. Lo que le falta a uno, lo tiene otro, lo que uno no ve, lo ve el otro. Las cualidades de cada persona son diferentes y si cada uno aporta las suyas el equipo siempre gana.

Aunque siempre hay que tener en cuenta que llegar a una solución en equipo implica un tiempo de debate e intercambio de opiniones….aquí os dejo el ejemplo 🙂

Hasta la semana que viene.

Carpe diem ★

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s