La belleza que nos rodea…

el

american beauty

AMERICAN BEAUTY (1999). Lester Burnham (Kevin Spacey), un cuarentón en crisis, cansado de su trabajo y de su mujer Carolyn (Annette Bening), despierta de su letargo cuando conoce a la atractiva amiga (Mena Suvari) de su hija (Thora Birch), a la que intentará impresionar a toda costa. (FILMAFFINITY).

Hace unos días una amiga (Patri, lo prometido es deuda, espero que te guste 😉 ) me sugirió que escribiera sobre esta peli, y yo que me encanta que me recomienden pelis o temas de los que tratar en el blog…me he puesto al lío! La verdad que la había visto hace años y tenía muchas lagunas, así que hoy la he vuelto a ver para tener las ideas frescas 😀

Aunque hay muchas cosas que decir de la película y de sus personajes, me quedo con una cuestión central que nos plantea: Seguir viviendo una vida vacía, en la que no actúas como te gustaría, no te muestras como eres y te sientes infeliz….o cambiar todo lo que no te gusta, dejar de actuar o comportarte como se espera de ti para hacerlo como realmente quieres, y volver o empezar a ser feliz. El protagonista lo resume con una frase”he perdido algo en mi vida, no sé lo que es. Pero nunca es tarde para recuperarlo”.

Todo gira en torno a las apariencias, si tienes un trabajo más o menos bien valorado, tienes una familia, una casa, aparentas ser un matrimonio feliz….no importa que en realidad seas tremendamente infeliz, que odies tu trabajo o que te lleves fatal con tu pareja, porque lo que estás mostrando es lo contrario. Como si fuera más importante lo que piensan los demás de ti o de tu vida, que lo que realmente sientes o vives. A veces nos olvidamos de que estamos aquí por tiempo limitado, que es cierto que pasan muchas cosas malas, que nos hacen estar tristes, ansioso o inseguros… pero que igualmente hay otras muchas cosas, personas y momentos que se nos presentan en bandeja para ser exprimidos al máximo. Además te invito a que pienses en las cosas que te generan tanto malestar y que reflexiones si sobre de verdad son tan graves, tan catastróficas, tan irresolubles…y sobre todo si de verdad no puedes encontrar en tu día a día nada bueno, nada que mercezca la pena.

Lo que nos propone la película, es que si decides dar el paso y empezar a ser tu mismo, a disfrutar de la vida y a vivirla (en lugar de sobrevivir o malvivir), empieces a apreciar las cosas que te rodean, los pequeños o grandes detalles del día a día, que siempre están pero que normalmente no valoramos porque pasan desapercibidos. Si empiezas a disfrutar de la belleza que hay en lo que te rodea te vas a sentir mejor, con los demás, con el mundo y contigo mismo. También nos propone dejar de lado las apariencias, los miedos, las inseguridades y dedicarnos a ver y sentir la belleza, a disfrutar del momento…antes de que sea demasiado tarde para poder apreciarlo: “cuesta seguir enfadado cuando hay tanta belleza en el mundo”.

Hasta la semana que viene!

Carpe diem.

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Patricia M dice:

    Que bien resumida la esencia de esta película. Es una de mis favoritas. Muchas gracias Pili. 😉

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s