Hacer de las cosas ordinarias algo extraordinario.

BIG FISHBIG FISH (2003). William Bloom (Billy Crudup) no tiene muy buena relación con su padre (Albert Finney), pero tras enterarse de que padece una enfermedad terminal, regresa a su hogar para estar a su lado en sus últimos momentos. Una vez más, William se verá obligado a escucharlo mientras cuenta las interminables historias de su juventud. Pero, en esta ocasión, tratará de averiguar cosas que le permitan conocer mejor a su padre, aunque para ello tendrá que separar claramente realidad y fantasía, elementos que aparecen siempre mezclados en los relatos de su progenitor. (FILMAFFINITY)

Otra de mis pelis favoritas 🙂 y no sólo por el maravilloso mundo que nos enseña Tim Burton (como hace siempre en sus películas), sino porque desde la primera vez que la ví, cuando se termina me deja un regustillo entre alegre y triste, motivador y melancólico pero sobre todo esperanzador.

El protagonista nos enseña una vida en la que persigue sus sueños, se preocupa por los que le rodean, empatiza con los demás, se enfrenta a situaciones difíciles pero siempre con la mejor actitud, sacando lo positivo de todo lo que vive, haciendo de lo ordinario algo extraordinario y viviendo cada experiencia al máximo. Esto es lo que caracteriza a las personas optimistas, que se enfrentan a la vida con otros ojos, con otra energía, con otra actitud. Y muchas veces las personas pesimistas (el hijo del protagonista) ven a los optimistas como bichos raros, y se escuchan cosas como:”Pero cómo es posible que esté contento con el trabajo tan malo que tiene. O con los problemas que hay en el mundo. O con lo dura que es la vida….” Es como si el optimista no tuviera derecho a serlo, porque la realidad es que si te pones a buscar problemas o situaciones tristes, todo el mundo las tiene. Pero ahí es donde entra la actitud.

Si la vida ya es demasiado complicada, o si ya tenemos demasiados problemas…¿para qué quieres hacerlos aún más grandes? ¿para qué quieres recrearte en el drama?¿eso te va a ayudar a solucionarlos? La respuesta…. es NO. Si te sirve para algo será para hacerte más pequeñ@ y ver menos soluciones o alternativas posibles al problema. Además de que va a afectar a tu salud física y mental.

Si nunca has probado a ser optimista te invito a que lo intentes (porque como otras muchas cosas, esto se aprende y se practica), prueba sólo durante una semana y a ver qué resultados obtienes… Como mínimo las personas que te rodean lo van a agradecer porque siempre es más agradable estar al lado de alguien que sonríe que de alguien que continuamente se queja por todo 🙂 . Prueba a ver el lado bueno de las cosas, lo que puedes aprender de cada experiencia, lo que puede servirte de cada situación… Prueba como hace el protagonista de la peli a hacer de las cosas ordinarias algo extraordinario… Y disfruta de la sensación de ser feliz 🙂

Hasta la semana que viene!

Carpe diem

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s