Asertividad o saber decir NO

el

El apartamento

EL APARTAMENTO (1960). C.C. Baxter (Jack Lemmon) es un modesto pero ambicioso empleado de una compañía de seguros de Manhattan. Está soltero y vive solo en un discreto apartamento que presta ocasionalmente a sus superiores para sus citas amorosas. Tiene la esperanza de que estos favores le sirvan para mejorar su posición en la empresa. Pero la situación cambia cuando se enamora de una ascensorista (Shirley MacLaine) que resulta ser la amante de uno de los jefes que usan su apartamento (Fred MacMurray). (FILMAFFINITY)

Asertividad es una palabra que está muy de moda, siempre oímos que tenemos que ser asertivos. Pero a veces no es tan fácil serlo, o no lo somos por igual en todas las situaciones. Ser asertivo significa saber anteponer los deseos e intereses propios a los de los demás pero sin invadir ni dañar a los otros. Implica saber decir NO cuando queremos hacerlo. Es el punto medio entre ser agresivo e imponerse de forma violenta a los demás y ser pasivo y aceptar que los demás son más importantes que nosotros mismos.

El protagonista de la película es una persona pasiva, cede ante los deseos y demandas de los demás (especialmente si se trata de personas de autoridad, como sus jefes), incluso cuando es perjudicial para él. Una frase que dicen en la película lo resume: “Hay víctimas y aprovechados, cada uno tiene su destino”. Según esto tenemos dos opciones: ser pasivos y anteponer siempre a los demás o ser agresivos e intentar aprovecharse de los pasivos. Lo cierto es que hay un punto medio, que sería el asertivo. Y aunque no siempre lo seamos o no en todas las situaciones, hay que trabajar para serlo, porque el asertivo no nace, se hace. Se puede entrenar (como cualquier comportamiento o actitud) porque la persona pasiva, sabe escuchar, siempre está dispuesta a ayudar, pero no saben decir NO y los demás suelen aprovecharse de esto, son pasivos ante la vida y tienen poca iniciativa, no toman las riendas. Esto acaba quemando a la persona porque además se siente desatendida “yo pienso en todo el mundo, pero nadie piensa en mi, en lo que yo quiero”. Pero esto es un error, no esperes a que los demás se den cuenta o intuyan lo que tu necesitas. Primero empieza por cuidarte tu, si tu no te cuidas a ti mismo/a…¿quién lo va a hacer? Y en segundo lugar dí a los demás lo que quieres o necesitas, porque por mucho que te conozcan o sepan cómo eres, no tienen por qué adivinar lo que tu sientes o demandas, díselo claramente.

En la película hay un cambio muy claro cuando el protagonista elige tomar otra actitud y empieza a ser asertivo…de repente las cosas le empiezan a ir mejor, y si no es así, como mínimo empieza a encontrarse a gusto consigo mismo. 🙂

Hasta la semana que viene!

Carpe diem.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s