“Pase lo que pase mañana, habremos tenido hoy”

el

One day

ONE DAY (2011). Emma (Hathaway) y Dexter (Sturgess) se conocen el día de su graduación universitaria, un 15 de julio. Ella es una chica idealista de clase trabajadora. Él, en cambio, es un joven rico con ganas de comerse el mundo. Durante veinte años, cada 15 de julio, se muestra su vida cotidiana y lo extraordinaria que es su amistad. Por fin, un día se dan cuenta de que lo que habían estado buscando durante años lo tenían ante sí. (FILMAFFINITY).

Como siempre hay muchas cosas que decir de esta película. Por ejemplo la evolución de los personajes a lo largo de los años, cómo ella persigue su verdadera vocación, su sueño, aunque parece que nunca va a llegar el momento de cumplirlo. O cómo él toca fondo en varios momentos, cómo echa su vida a perder, cómo la encauza de nuevo, etc. Hay muchas situaciones y acontecimientos a lo largo de la vida de los protagonistas para tomar nota, reflexionar y comentar. Pero desde que la ví hace ya un tiempo lo que más me llamó la atención es una frase: “Pase lo que pase mañana, habremos tenido hoy”. Una frase cortita y sencilla pero creo que envuelve muchas cosas importantes.

Por un lado, que mañana se pueden poner las cosas difíciles, o incluso acabarse, así que habrá que disfrutar del hoy, que al final es lo que tenemos, porque mañana….no se sabe. Entonces, ¿por qué muchas veces nos agobiamos, nos preocupamos e incluso sufrimos por cosas que mañana, cuando el tema se ponga difícil de verdad…ni nos van a importar? Si son preocupaciones que a la hora de la verdad no merecen nuestra atención…¿para qué se la estamos dando? Además, si nos paramos a pensar, la mayoría de la veces nos pasamos el día “penando” por cosas que no tienen solución, que no está en nuestras manos cambiar por muchas vueltas que le demos. O por cosas que no son tan horribles como pensamos. El caso es que al final nos quitan bastante tiempo y energía y si sólo tenemos hoy…¿queremos invertirlo en esto?

Por otro lado, cuando llegue el momento difícil de verdad, supongo que es mejor echar la vista atrás y decir “que nos quiten lo bailao!”. Las cosas suelen complicarse en algún momento, pasamos por situaciones difíciles para nosotros, nuestros familiares o amigos…eso es algo con lo que contamos, es la vida. Entonces, mientras las cosas están bien, mientras podamos disfrutar del Sol, de una canción que nos transmite miles de cosas, una película que nos emociona, un ratito con los amigos, una cena con la familia, un paseo por el campo, un buen libro…(seguro que se te ocurren muchas cosas más que añadir)…¿por qué no hacerlo? ¿por qué no sacarle el máximo partido? Creo que merece la pena porque así pase lo que pase mañana, habremos tenido hoy 🙂

Esta actitud, esta manera de enfrentarse a la vida siempre me recuerda a Itziar, una persona muy especial que en estos días va a hacer cuatro años que nos dejó. Esto era lo que ella siempre decía, enseñaba y contagiaba a los demás: disfruta de la vida, sácale provecho, no pierdas ni una sola oportunidad de ser feliz mientras estemos aquí.

Hasta la semana que viene!

Carpe diem.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s