Si fuera el último…

el

Una cuestión de tiempo

UNA CUESTIÓN DE TIEMPO (2013). Tim Lake (Domhnall Gleeson) es un joven de 21 años que descubre que puede viajar en el tiempo. Su padre (Bill Nighy) le cuenta que todos los hombres de la familia han tenido desde siempre ese don, el de regresar en el tiempo a un momento determinado, una y otra vez, hasta conseguir hacer “lo correcto”. Así pues, Tim decide volver al pasado para intentar conquistar a Mary (Rachel McAdams), la chica de sus sueños. (FILMAFFINITY)

Esta peli la ví hace un tiempo y tenía ganas de volver a verla, porque sabía que es de esas que cuando terminan te quedas con una buena sensación en el cuerpo, con una sonrisa y con una buena reflexión. Tengo que reconocer que los últimos días estaban siendo un poco reguleros, de esos días grises por todo y por nada a la vez y que a pesar de los intentos de algunas personas maravillosas que me rodean no terminaban de irse las nubes. Así que ver esta película me parecía una buena opción para levantar el ánimo 🙂

No pienses que es la típica comedia romántica, ni que el argumento principal es cómo se las apaña el protagonista para conseguir a la chica. Algo de esto hay pero es muchísimo más: “La verdad es que ya nunca viajo al pasado, ni siquiera por un día. Sólo intento vivir cada día como si hubiera vuelto deliberadamente a este día para disfrutarlo, como si fuera el último día de mi extraordinaria y ordinaria vida”. Y es que al final la vida es eso, disfrutar de las cosas ordinarias, de los momentos del día a día que la mayoría de las veces pasan desapercibidos porque estamos ocupados corriendo, agobiándonos, preocupándonos por cosas que no lo merecen, enfadándonos por tonterías… Y es que en la vida hay días, que como dice la película, no queremos recordar ni revivir, pero por suerte la mayoría de los días son de los otros, de los normales (ni siquiera digo extraordinarios), pero en los que podemos encontrar cientos de gestos o momentos extraordinarios.

Si tuvieras la capacidad de viajar en el tiempo… ¿A qué días volverías para revivirlos otra vez? Seguro que de alguno te acuerdas… y, ¿crees que lo viviste, que lo saboreaste como se merecía? Y otra pregunta más… Si supieras que un momento determinado, una conversación con una persona importante para ti, un ratito con la familia, con los amigos, un paisaje, una película… no lo vas a repetir, no vas a tener la oportunidad de volver a vivirlo… ¿lo disfrutarías de otra manera?

“Todos viajamos por el tiempo juntos, cada día de nuestra vida. Y lo que debemos hacer es dar lo máximo y disfrutar de ese maravilloso viaje”.

Hasta la semana que viene!

Carpe diem.

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Raquel dice:

    Que bien leerte, pararse a reflexionar y aprender un poco mas sobre este mundo de los sentimientos… tan familiar como desconcertante en ocasiones…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s