Canciones para disminuir la ansiedad

Sonrisas y lágrimas

SONRISA Y LÁGRIMAS (1965). Austria, 1938. María es una alegre novicia que abandona la abadía para convertirse en la institutriz de los siete hijos de un militar retirado, el capitán von Trapp, viudo desde hace poco tiempo. La casa de los von Trapp funciona como un cuartel, pero María consigue devolver la alegría a los niños y ganarse su respeto y cariño. (FILMAFFINITY).

Otra de mis pelis favoritas (mi familia puede dar fe de las cientos de veces que la he visto). Y resulta, que entre otras cosas, fraulein María les enseñó a los niños de la familia Von Trapp una técnica muy utilizada en terapia para reducir la ansiedad: la parada del pensamiento.

Los niños van a su habitación porque están muy asustados por la tormenta y ella les dice que cuando está triste o asustada piensa en cosas bonitas, cosas que le gustan… gotas de rocío en las rosas, bigotes de gatitos, teteras de cobre brillantes o calentitos mitones de lana… (ya lo sé, muy cursi, pero cada uno tiene sus gustos…), y al final todos acaban cantando, pensando en sus cosas favoritas y se olvidan de la tormenta y de lo asustados que estaban.

Como decía antes, esto en terapia se llama parada del pensamiento. Cuando estamos nerviosos por algún acontecimiento (por ejemplo, hacer una entrevista de trabajo) experimentamos unas sensaciones desagrables (respiración agitada, sudoración, temblor de manos, un nudo en el estómago, etc.) y nos bloqueamos. Entonces pensamos que la entrevista nos va a salir fatal, que menuda imagen vamos a dar, que nunca conseguiremos el trabajo….estos pensamientos nos hacen ponernos más nerviosos aún y aumenta la ansiedad entrando en una “espiral mala” como me gusta llamarla. Si cuando estamos en ese torbellino de pensamientos nos decimos ¡BASTA! y además nos damos un pellizco o hacemos presión en un dedo (no porque nos guste autocastigarnos, sino porque de esta manera llamamos la atención a nuestro sistema nervioso autónomo y deja de causarnos las anteriores sensaciones para centrarse en ver qué ocurre en la zona donde nos hemos pellizcado). Y en ese momento es cuando podemos distraer nuestra mente y centrar la atención en otras cosas, evitando los pensamientos que nos estaban provocando la ansiedad. Puedes hacer una lista de las cosas que te gustan (ya sabes, bigotes de gatitos), de las películas que ha hecho un actor o actriz, de marcas de coches, de animales, incluso contar de tres en tres hacia atrás…. Con esto lo que estamos consiguiendo es disminuir nuestro nivel de activación. Una vez que nos hemos recuperado, volvemos a respirar con normalidad y se nos ha deshecho el nudo del estómago, podemos retomar lo que estábamos haciendo pero sustituyendo los pensamientos anteriores por otros que nos ayuden a conseguir nuestro objetivo. En el caso del ejemplo de la entrevista de trabajo serían cosas como: respira, te has preparado la entrevista, céntrate en responder las preguntas, estás totalmente capacitad@ para este trabajo, etc. entrando así en la “espiral buena”.

Siempre les digo a mis pacientes cuando les explico esta técnica que al ponerla en práctica muchas veces no nos sale, o no sale como nos gustaría. No te desanimes, como todo en esta vida, es cuestión de práctica. Cuanto más la ensayes más fácil te resultará utilizarla, hasta que la acabes automatizando, y en poco tiempo te saldrá sola y a la perfección. Inténtalo porque ¡el esfuerzo merece la pena! 🙂

Hasta la próxima semana!

Carpe diem!

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s